Diferencias entre showrooming y webrooming para aclarar los conceptos

junio 17, 2019 - 0 Comentarios

Las diferencias entre el showrooming y el webrooming parecen bastante obvias en principio, ya que el primero consiste en ver el producto físico y luego comprarlo en línea, mientras el segundo es todo lo contrario, consultar en línea y luego comprar en una tienda física.

Pero lo anterior es una definición bastante superficial de ambos conceptos, si queremos entender a profundidad cuales son las diferencias entre ambos debemos adentrarnos un poco más en cada uno de ellos.

¿Qué es showrooming?

El showrooming consiste en una parte del ciclo de compra relacionada con la posibilidad de acercamiento al producto. En este caso se da un acercamiento al producto en un almacén o tienda física para posteriormente comprar el mismo online.

Este método de compra es bastante popular y sin duda presenta beneficios para quienes lo aplican, por un lado, pueden verificar directamente cuestiones referentes a la calidad y la usabilidad, y por otro lado es probable que adquieran el producto a mejor precio.

¿Qué es webrooming?

El webrooming en contraste al showrooming se trata de un ciclo de compra que inicia con una investigación online para finalizar en una compra física en tienda o almacén.

Parece un sinsentido en primera instancia, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que esta modalidad se suele aplicar normalmente a productos de alto valor o de los cuales se requiere más que una simple especificación para entender su funcionamiento.

Usualmente tecnología de alta gama como computadoras, teléfonos celulares y equipos de producción suelen adquirirse por medio de este proceso.

Showrooming y webrooming

Diferencias entre showrooming y webrooming

Ahora bien, en primera instancia y como mencionábamos al inicio, es probable que algunas diferencias salten a simple vista, pero no es así en todos los casos, veamos paso a paso.

Guía de necesidad

La primera de las diferencias entre showrooming y webrooming radica en la forma que se tramita la necesidad inicialmente, y esta forma en todo caso depende de la necesidad misma.

Esto se ve reflejado en que algunos sectores son más propensos al showrooming como la ropa y los accesorios, mientras otros se ven más beneficiados del webrooming como las tecnologías y vehículos.

Precio

Otra diferencia que se considera evidente es el precio. Usualmente, las personas piensan que conseguir la mercadería online puede resultar en mejores precios y beneficios.

Esto, por obvias razones, no resulta cierto del todo, pero hay que tener en cuenta que los mitos muchas veces son los que más influyen en la toma de decisiones.

Por otro lado, las principales diferencias entre showrooming y webrooming con respecto a su precio solo se pueden sopesar adecuadamente teniendo en cuenta el siguiente ítem de la lista.

Calidad

Esta sí que es una de las principales diferencias percibidas por el público en general. Todos, o la gran mayoría asume que las compras en línea sacrifican la calidad y que siempre es mejor ver el producto antes de pagar por él.

Esto lleva a que muchos prefieran el webrooming sobre todo cuando se trata de productos costosos o delicados. Obviamente esto se debe a la falta de educación en el consumo digital.

En este sentido el Showrooming pierde terreno pues al fin de cuentas el cliente quiere ver el producto que se llevará a casa y no una simple muestra, como implicaría el proceso de compra a través de esta modalidad.

Showrooming webrooming diferencias

Seguridad

En cuanto al nivel de confianza y seguridad en las compras, relacionado a lo tratado en el ítem anterior, es evidente que el webrooming será el preferido por el comprador promedio.

Esto está ligado a los procesos de compra digitales, que incluyen la compra despersonalizada (en el sentido físico) El pago por anticipado al realizar el pedido, y en muchos casos envíos a grandes distancias.

Todo esto genera cierta incertidumbre puesto que asumimos las altas posibilidades de terminar defraudados en algún punto de estos extensos procedimientos.

Es por esto que sectores de venta de precios bajo, llegan a tener tan buena acogida en cuanto al showrooming, pues la persona ya ha visto el producto y sabe cómo lo necesita, además está dispuesta a arriesgar la inversión ya que la misma no es muy alta.

En términos generales, estas son las principales diferencias entre showrooming y webrooming. Como se puede ver la mayoría de ellas son bastante subjetivas, pero precisamente nos preguntamos, ¿Qué decisión en el mundo mental de las personas no termina siendo subjetiva?

Es decir, todos tomamos una decisión simple, basados en un sinfín de variables propias que no necesariamente tienen sentido.

Decimos esto porque evidentemente en algunos casos las diferencias entre estos conceptos son muy vagas, pero no importa si la gente actúa bien o mal al tasar los motivos de sus decisiones, lo importante es que lo hacen y es el deber de toda empresa entender lo que hacen y por qué lo hacen.

Esto nos daría los elementos necesarios para poder educar a nuestros consumidores hacía lo que consideramos buenos procesos. Esperamos saques tus propias conclusiones del escrito y te sirva muchísimo en tu quehacer.

 

¡Compartir es demostrar interés!



¡DEJÁ TU COMENTARIO! :)