Principios de persuasión de Aristóteles para generar contenidos

julio 09, 2019 - 0 Comentarios

Los principios de persuasión de Aristóteles son una especie de reglas de oro de la retórica para lograr trasmitir una idea y más que trasmitir, convencer a otros de la validez de esa idea.

Dicho de otra manera, los principios de persuasión son las vías primarias a través de las cuales convencemos a otros de lo que estamos diciendo.

Pero antes de adentrarnos en los principios aristotélicos, debemos aclarar un par de conceptos clave que nos ayudarán posteriormente a entender cómo funcionan dichos principios en la generación de contenidos.

Persuasión

La persuasión es el arte de convencer a otros de la validez de nuestro argumento o idea, para lograr persuadir tenemos que hacer gala de nuestros mejores recursos discursivos e hilar la idea de tal manera que el otro entienda y acepte nuestros postulados.

En marketing, lograr un alto nivel de persuasión es un sueño anhelado, solo imagínate poder convencer a todos de que es obligación comprar tu producto. ¡Genial!

Retórica

La retórica es el arte de la argumentación, por medio de esta se puede esgrimir un argumento simple de manera vistosa y hacerlo parecer algo del otro mundo.

La retórica logra a través de los argumentos llegar al otro y trasmitirle nuestra idea de tal forma que se apropie de ella. Para esto, el retórico apela tanto a la razón como a la emoción de su interlocutor.

Principios de persuasión de Aristóteles

Ahora bien, los principios de persuasión de Aristóteles hacen parte de su Tratado sobre retórica. En dicho tratado, el filósofo describe claramente el alcance de la retórica y su aplicación.

Además, siguiendo su espíritu academista teorizó sobre los principios de persuasión que. al fin de cuentas, son la base de la retórica.

Aristóteles describe la persuasión dividiendo esta, en tres principios fundamentales, que son los actúan en una persona a la hora de ser persuadida.

Ethos (Credibilidad)

El primer principio de persuasión es el Ethos o principio de credibilidad. Al respecto no hay mucho que decir, la credibilidad sin duda facilita la persuasión.

Pongamos la cosa de esta manera, supongamos que tu sobrina de 8 años te dice que tomes agua para sanar de x enfermedad, es probable que no prestes mucha atención. Por otro lado, si es el médico quien lo dice (persona con credibilidad) es probable que empieces a beber agua constantemente.

Pathos (Emoción)

El segundo de los principios de persuasión es el Phatos o principio de emoción. Las cosas que activan nuestras emociones se quedan en el recuerdo y pueden generar empatía y predilección fácilmente. Esto siempre y cuando la emoción no sea negativa.

Logos (Lógica)

Luego de la emoción viene la lógica, es el último de los principios y se refiere a la capacidad de contrastar argumentos con el sentido de la idea que se trata de entender. Por medio de la lógica combinada con la emoción se puede convencer a cualquiera, casi de cualquier cosa.

Principios de persuasión de Aristóteles en marketing de contenidos

Ahora bien, veamos como estos principios de persuasión enunciados por Aristóteles se aplican al mundo del marketing y a la generación de contenidos.

Autoridad y branding

El primer principio se basa en la credibilidad, que se traduce en “Autoridad” en el marketing. Para aumentar la autoridad tienes que trabajar en tu branding. Aunque la autoridad siempre es conferida por otros, puedes ponerte en la mira de esos otros y así ganar terreno en este sentido.

Si logras concretar un par de buenas campañas que ayuden a tu branding y te traigan una buena cantidad de seguidores online, tus contenidos serán tenidos en cuenta como fuente importante de información, obviamente según el tema de tu especialidad.

Las metáforas y el cerebro

El elemento emocional lo puedes explotar en cada una de tus publicaciones, para ello debes aprender a apelar a las metáforas correctas que despierten las emociones que necesitamos para ser recordados y preferidos.

El cerebro no puede resistirse a ciertas metáforas, cuando la información se presenta con alto grado emocional, el cerebro no puede evitar la lluvia de hormonas y la huella de memoria que esto genera. Es así como las campañas de ayuda a catástrofes recogen millones en pocas horas.

Pensamiento deductivo y pensamiento inductivo

Por último, el principio de Logos o lógica, esta es la forma de canalizar de cierto modo las emociones suscitadas por una situación u objeto en particular.

En este caso puedes valerte del pensamiento inductivo o deductivo para trasmitir de una manera lógica la emoción que quieres proyectar.

Siguiendo el ejemplo puedes  decir: “Juan perdió todo en la catástrofe, esto podría pasarle a cualquiera”.Esto es pensamiento inductivo pues llevas desde una premisa particular a una generalización.

Por otro lado, podrías decir: “Ellos lo perdieron todo, mañana podrías ser tú”. Esto es un pensamiento deductivo, en el que llevas a la persona de una generalidad a una conclusión particular.

Así pues, puedes aplicar los principios de credibilidad, emoción y lógica a tu favor dentro de una estrategia de marketing de contenidos, es importante entender que los principios de persuasión no solo sirven para convencer sobre una compra.

De hecho, si los aplicas adecuadamente, te van a servir para avanzar en todos los aspectos del marketing, pues sin duda, este versa sobre la posibilidad de persuadir a otros, de seguirnos, apoyarnos y comprar nuestros productos o afiliarse a nuestra marca.

¡Compartir es demostrar interés!



¡DEJÁ TU COMENTARIO! :)