¿Cómo funciona la metodología de ventas inbound?

mayo 21, 2020 - 0 Comentarios

La metodología de las ventas inbound es muy importante en el mundo internauta. Veamos cómo funciona y los beneficios que trae.

La importancia de las ventas inbound

ventas inbound

El proceso es adaptable a los nuevos tiempos. La palabra clave de todo este asunto es tendencias. Cuando identificamos las tendencias, podemos hacer que la empresa se amolde a las nuevas maneras que los clientes tienen de entender a la publicidad. O sea, de mejorar las ventas acercándote a los usuarios.

No importa si tu compañía es pequeña, mediana o grande: es fundamental que se adapte a los tiempos digitales que corren. Esto implica que las ventas internas sean fácilmente aplicables a cualquier tipo de empresa o emprendimiento. Esto se basa en identificar los gustos de los compradores, actualizándonos y renovándonos constantemente.

En este punto, conviene aclarar que existen dos filosofías de ventas para aplicar en esta metodología. La primera dice que el comprador es el que tiene la información, razón por la cual debemos ofrecerles una experiencia que la complemente. La segunda implica la personalización del contexto del cliente, es decir, lograr una comunicación lo más individualizada posible.

Ambos pensamientos se complementan entre sí por una razón: el conocimiento acerca del cliente. Esto se puede ver perfectamente representado a la hora de generar una buena imagen virtual. Las personas solamente se decantan a adquirir un producto de manera digital si les llama la atención, pero también si el vendedor o la empresa les da seguridad. ¿Haces lo necesario para lograrlo?

El rol de los vendedores

Los vendedores son la piedra angular de las ventas inbound. Casi siempre serán los primeros que contacten con los posibles clientes. Es decir, será la viva imagen de tu empresa, razón por la cual la sensación que se lleven siempre estará condicionada por ellos.

Esto se puede explicar con un ejemplo claro: la atención al cliente. Cuando tenés algún problema con algún servicio o querés averiguar más información, vas a evaluar la calidad de la comunicación. Es decir, si respondieron o no tus dudas, si tardaron en contestar e incluso el tono en el que te hablaron.

Así, estarás generando una imagen de la marca, sea positiva o negativa. El problema se da en que, casi todas las veces, los clientes desconfían de los vendedores. Según la opinión que suelen tener, siempre intentan “mentirles” para el beneficio de la compañía en la que trabajan. Sin embargo, hay algo que no saben: Internet llegó para cambiarlo de todo.

Hoy el comprador ya no necesita del vendedor para decidirse o no por el producto, o al menos no de una manera directa. Antes, esta persona le informaba los beneficios de un producto. Ahora, como la información está disponible en cualquier sitio, el vendedor lo único que hará es resolver dudas específicas o aportar un entorno que favorezca la acción de compra.

Las cuatro fases del proceso de las ventas inbound

Ahora que comprendimos la importancia que tiene, podemos describir las 4 fases del proceso:

ventas inbound

  • La atracción de las personas. Básicamente, se trata de la instancia donde la marca se da a conocer a través de una propuesta novedosa. Esto no implica necesariamente una comunicación unidireccional, sino que deben aplicarse estrategias para llamar la atención.
  • Transformar las visitas en oportunidades. Una vez que conseguimos la atracción, debemos fomentar el deseo. Esto significa dar un paso más allá de la simple identificación de la marca. O sea, la persona deberá reconocer que hay algo que le atrae, interesándose por una posible compra.
  • Las oportunidades se vuelven clientes. Puede demorar un tiempo, pero tarde o temprano probarán tu servicio. Allí ya habrás conseguido un resultado positivo, pero no debes quedarte únicamente con eso.
  • Fidelizar y promocionar. Deberás fomentar el regreso, haciendo que, poco a poco, se fidelicen. Esto puede conseguirse con una comunicación fluida y un servicio exitoso, pero también con promociones o descuentos. Además, como la persona también genera contenido, podrá compartir y recomendar tus servicios. ¡Publicidad genuina gratuita!

Ahora que entendimos la importancia de las ventas inbound en general, podemos focalizar en un asunto importante: el feedback en las redes. Así, te darás cuenta de que tus seguidores son los que determinan la imagen o concepto que se genera de tu marca.

¡Compartir es demostrar interés!



¡DEJÁ TU COMENTARIO! :)